La idea de crear DORADERA surgió de detectar una necesidad en algunos consumidores de productos como el lechazo, la ternera, el cerdo, el pollo que tenían una gran diferencia de precio del mercado al asador y eran inaccesibles o prohibitivos  para una gran cantidad de población, con lo cual después de darle muchas vueltas y buscar, idear, examinar formas de asar, cocinar, cocer etc…

Empecé a buscar la fórmula de crear algo, un artilugio que se pueda utilizar en pisos y apartamentos sin que diera problemas y al mismo tiempo que se consiguieron unos resultados óptimos en la preparación del lechazo.

Comencé por ir ideando varios tipos de productos, recipientes y artilugios para hacer diferentes pruebas de cocinado.

Destacar que esto sucedía por Enero de 2014 en la ciudad de Valladolid, cuando empecé a ver la necesidad de encontrar una solución al, en un principio problema económico, que luego,  me doy cuenta que ganamos también en sabor y calidad de alimentación.

Preparo dos prototipos del artilugio que constan de tres partes totalmente diferenciables:

Cubeta base fabricada en acero alimentario,

2ª  Plato asador ,  ambas piezas creadas con un orificio central para permitir subir el calor hasta la 3ª pieza y quizás no menos importante creada en cerámica y que hace la función de concentrar el calor y cocinar nuestros alimentos de la forma más sana y natural que se conoce desde tiempos inmemoriales   y durante estos dos años aprox. me dedico a cocinar multitud de alimentos consiguiendo unos resultados muy satisfactorios que me hacen decidirme a patentarlo, registrar su nombre y en el próximo mes de Enero de 2017  comenzar a comercializarlo.